Mi primer mes de embarazo – como me entere!

Todo empezó un 28 de agosto del 2014,  tenía la revisión ginecológica anual, tengo la costumbre desde que tomo las anticonceptivas realizarme una revisión completa ginecológica. Curiosamente hacia un par de día antes me tenía que haber venido la menstruación y como no me vino, decidí no cambiar mi fecha de visita. Recuerdo perfectamente que tenía cita un lunes a las 12 y como siempre soy previsora llegue 15 minutos antes. Pero como siempre la consulta iba con retraso de 30 a 45 minutos. Mi pareja no puedo venir porque tenía que ir a trabajar y como se suponía que era revisión simple no se cogió fiesta y la espera se me hizo eterna, ya no sabía que revista leer ni que mirar en el móvil. Hasta se me paso por la cabeza irme y coger otra cita, pero la casualidad del destino, cuando me decidía a levantarme para irme, me citaron para entrar. Cuando entre en la consulta era como las otras veces, preguntándome las preguntas frecuentes, la ultima regla, si había tenido algún problema, para que venía,… a lo que yo respondí que venía a una revisión rutinaria y que tenía un retraso de 2 días pero que yo no le había dado ninguna importancia. La ginecóloga empezó a realizarme más preguntas, ya que tomando anticonceptivas no tenía que haber tenido ningún retraso.

Cuando acabo de realizarme todas las preguntas nos dirigimos a realizar la exploración física y realización de ecografía vaginal y citología. Realizándome la ecografía vaginal ella puso una cara rara, mirando y mirando el monitor y con cara seria. Yo recuerdo eso momento muy angustiosa porque empezó a teclear teclas en el ecografo y a medir cosas al cabo de 2 minutos los más largos de mi vida. Me comunico que estaba embarazada de 4 semanas, me enseño el monitor y vi un círculo perfecto enganchado en mi útero. Yo me quede perpleja, me quede sin habla. Entonces la ginecóloga entendió que era toda una sorpresa para mi y que no era algo buscado. Para confirmar el embarazo me pidió que orinara en un bote para realizar una prueba rápida con una tira reactiva. Fui al lavabo de dentro de la consulta a intentar orinar y vestirme. Pero era incapaz de orinar, solo escuchaba como la ginecóloga le decía cosas a la auxiliar y como tecleaba. Después de mojarme las manos, abrir el grifo, conseguí orinar un poco, lo suficiente para la tira reactiva.

Mientras esperábamos al resultado de la tira reactiva. La ginecóloga me empezó a preguntar si había tomado antibióticos o si me había saltado alguna pastilla. Entonces recordé que a finales de julio principio de agosto estuve tomando antibiótico. Entonces ya estuvo claro el motivo de que mi pequeña princesita viniera al mundo, un buen resfriado combinado de un dolor de muelas que derivo a matar el nervio de dicha muela.

Cuando tuvimos claro el motivo por el cual estaba embarazada tomando anticonceptivas, la auxiliar nos comunicó que la tira reactiva había salido positiva. Entonces empezó a  preguntar que quería hacer yo, si continuar con el embarazo o no, que tenía que tomar vitaminas prenatales, que si analíticas, revisión,… sinceramente creo que no la escuchaba, me encerré a mí misma, solo quería salir corriendo y a la misma vez no. La consulta se me hizo pequeña, empecé a tener miedo a todo lo que me decía. Y quedemos en que me volvería a visitar al cabo de 2 semanas que se escucharía el latido del corazón.

Entre en la consulta siendo una chica feliz y sin ninguna preocupación, y salí de la consulta echa un mar de nervios y sin saber qué hacer. En una mano me había echo un escrito para ir a la seguridad social por si quería abortar y en otra mano vitaminas prenatales y una eco.


Al salir de la clínica me dirigí al coche y me senté, nada más sentarme en el coche y cerrar la puerta me eche a llorar como una niña tonta. A todo esto, mi pareja me había escrito porque tardaba tanto en contestarle y como me había ido en la consulta. Me eche de valor en ese instante y le dije que teníamos que hablar, que si nos podíamos ver. La clínica estaba a unos 15 minutos de su trabajo. Creo que esas noticias no se pueden dar por teléfono, pero es como sucedió. Cuando el leyó el whtaspp de que teníamos que hablar, se preocupo y me llamo al instante. Yo tenía la voz entrecortada de tanto llorar, no sabía cómo iba a reaccionar. Empecé balbuceando y que me saliera las palabra y aun menos decir que estaba embarazada. Recuerdo una frase perfectamente que fue, “si queremos lo podemos solucionar” entonces él se preocupo más. Y me pregunto “solucionar el que?” entonces me salieron las palabras. Y empecé a explicarle todo lo que había dicho la ginecóloga.

No se lo que le pasaría por su cabeza, pero él empezó a tranquilizarme y dijo que todo iría bien. Esa misma tarde estábamos en el Fnac comprando un libro de embarazo.

Y desde ese día todo cambio.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s